Las emociones primarias son aquellas que desencadenan una respuesta a una situación, como el miedo o la alegría.
Las emociones nos dicen qué hechos son verdaderamente importantes para nuestra vida. La emoción actúa como un estímulo interno potente, que informa al sistema cognitivo y conductual que la situación es favorable o peligrosa para sus objetivos.Mencionamos las emociones más características, como la alegría, la cólera, la tristeza, el miedo y el interés.Las respuestas emocionales juegan un papel importante , especialmente en la infancia.

  • La alegría: motiva a la persona para continuar con la actividad.
  • La cólera: cuando una persona es ofendida o constata que se obstaculizan sus objetivos, centra su energía para eliminar las barreras y su frustración, orientandose hacia la meta.
  • La tristeza: cuando se percibe inalcanzable la unión con una persona o el mantenimiento de una situación, la tendencia de acción al abandono.
  • El miedo: favorece una mejor identificación de la amenaza, motiva la protección de uno mismo frente al acontecimiento que lo provoca, o lo previene antes de que se materialice.Desde el punto de vista comunicativo , la expresión facial de miedo alerta a los demás para que eviten la situación o para que ayuden, y es una señal de sometimiento que inhibe la agresión en el otro.
  • El interés: es la implicación en una tarea o situación, la percepción de que la información es potencialmente relevante, socialmente expresa el deseo de entrar en contacto o relación.

Expresiones facilmente detectables de las emociones primarias:
bebe.png1164705344K7J3P3[2].jpgImage_3[1].jpg

LA EXPRESIÓN EMOCIONAL EN LA PRIMERA INFANCIA.
Si preguntamos a los padres si los bebes experimentan y muestran emociones específicas la respuesta generalizada es afirmativa.En el estudio de Johnson y Col,las madres reconocían mayoritariamente, que en niños de un mes, se apreciaban expresiones de cólera, miedo, sorpresa, interés, alegría y, con menos frecuencia la tristeza.

TEMPERAMENTO Y DESARROLLO.
El temperamento es cuando describimos a una persona como alegre, optimista, enérgica etc.Los investigadores se han interesado en los diferentes temperamentos entre los niños, porque la respuesta emocional del niño es lo más importante para la creación de la personalidad adulta.Thomas y Chees realizaron el estudio más extenso y duradero sobre el tema realizado hasta ahora, las circustancias ambientales pueden modificar los estilos emocionales de los niños.La disposición en ciertos niños a la irritabilidad aparece tempranamente y persiste a lo largo del desarrollo.Esta predisposición definida como temperamento difícil se desarrolla con un carácter intranquilo y con una inclinación a la negatividad.
Fox estudió las diferencias individuales en la activación hemisférica y el temperamento en niños de 10 meses , comprobando una mayor activación del hemisferio derecho en los niños que lloraron más en la separación de la figura de apego en la ( Situación Extraña). Esto no significa que todos los niños con mayor activación derecha estén determinadas sus emociones. Su entorno es imprescindible para conducirle hacia una conducta reguladora.
Otros trabajos se han centrado en la inhibición-desinhibición, los niños con tono vago bajo (rítmo cardíaco elevado y estable) son más ansiosos y alterados, más inhibidos y menos sociables, y los bebés con tono vago alto fuerón más reactivos a los eventos positivos y negativos a los cinco meses, y en los meses posteriores los niños eran más expresivos, sociables y capaces de regular sus emociones y responder positivamente a las novedades.
Los genes se mezclan con el poder de la experiencia.La participación de los padres facilita y apoya a los niños en sus nuevos retos,en el niño inhibido, favorece la superación de su temor y timidez.La sobreprotección de los padres puede ocasionar que los niños aumenten su inhibición.
Según Rothbart , las conductas de autorregulación cambian con la edad, pero persiste el rasgo temperamental del niño, unas de las pocas cosas innatas con las que nacemos.

MODELOS DE TEMPERAMENTO.

Se reconocen tres típos de temperamento: el niño facil, el niño difícil y el niño lento para animarse.
  • El niño fácil :(40%) establece rápidamente las rutinas, es generalmente alegre y se adapta rápidamente.
  • El niño difícil:(10%) este niño tiene rutinas irregulares, es lento para aceptar nuevas experiencias y suele responder negativamente.
  • El niño lento para animarse:(15%) este niño es inactivo y se incorpora lentamente a las nuevas experiencias.

Hay niños(35%) que no se localizan en ninguna de estas categorías, presentan temperamentos combinados de forma única. De los tres típos de temperamento, el que más interés ha provocado es el de patrón difícil, ya que sitúa a los niños en un riesgo alto de desarrollar problemas conductuales a edad escolar.