AUTORREGULACIÓN EMOCIONAL:

padres estiles maneras de manejar la ansiedad, están ofreciéndoles técnicas de afrontamiento que los niños pueden aplicar posteriormente por ellos mismos.
En los años preescolares, los niños que tienen problemas al regular sus sentimientos negativos descargan, libremente, el enfado y la frustación, responden con irritación al dolor de otros, y se llevan mal con los adultos e iguales.
En conclusión, el desarrollo emocional durante la infancia implica avanzar en el control y la regulacion de las propias emociones. Durante los primeros años, los adultos tratan de regular y modificar estos estados emocionales del bebé, haciendo que se adaptan y se enfrenten a situaciones con unas implicaciones emocionales reguladas y manejables. A medida que los niños se hacen mayores, se transforma en un proceso de autocontrol, donde aprenden a evaluar, regular y modificar sus propios estados emocionales.
Antes de los 6 años, los niños diferencian la experiencia emocional interior y la expresion exyerna de las emociones, siendo capaces de ocultar los sentimientos a los demás. Desde los 4 y 5 años utilizan estrategias para modificar un estado emocional no deseado, es decir cambiar la situacion negativa por una emocion positiva, por ejemplo, coger un juguete y ponerse a jugar para cambiar un estado emocional de tristeza. A los 6 y 7 años se observa una evolución de las estrategias utilizadas, los niños y las niñas son conscientes de que las emociones pueden disiparse si se ocupa la mente con actividades alternativas, y por último a los 6 y 7 años los padres son la principal fuente de consuelo y apoyo a los que se recurre en estas situaciones.

REFERENCIA SOCIAL:
La referencia social implica confiar en la reacción emocional de otra persona para valorar una situación incierta.
Muchos estudios muestran que la expresión emocional de un cuidador, influye en si un niño de 1 año será cauteloso con los extraños, jugará con un juguete desconocido o cruzará la parte profunda del abismo visual.
Las madres y los padres sirven como fuentes igualmente eficaces de información emocional para los bebés. Cuando los padres están ausentes, los niños se vuelcan en otros adultos conocidos, especialmente aquellos que interactuan con ellos de forma especialmente expresiva. Un ejemplo es: En una habitación de juego desconocida, los bebés presentan un fuerte deseo de permanecer a la vista de sus madres. Si éstas giran, los niños dejarán juguetes que les son atrayentes para situarse otra vez dentro del campo visual de la madre.

La sensibilidad de las evaluaciones emocionales de los otros, sin duda, se afinan a medida que el desarrollo cognitivo y del lenguaje continuan.
La referencia social proporciona otro ejemplo de cómo los adultos ayudan a los niños a regular sus experiencias emocionales.

DESARROLLO EMOCIONAL: ------Gifs Animados - Imagenes Animadas
Imagenes Animadas - Gifs Animados
-----


  • Expresión emocional:

Nacimiento- 6 meses: Estan presentes las señales de casi todas las emociones básicas, surge la sonrisa social, aparece la risa, las expresiones de felicidad son mayores cuando interactuan con personas conocidas, la cara, la mirada, la voz y la postura se combinan para formar patrones emocionales diferentes y coherentes que varian con los acontecimientos sociales.

  • Comprensión emocional:

Ocurre una igualación con las expresiones emocionales de los adultos durante la interaccion cara a cara.

7-12 meses: Aumentan la ira y el miedo, surge la utilización del cuidador como una base segura, la autorregulación emocional mejora porque gatear y andar les permite acercarse o separarse de la estimulación.

  • Comprensión emocional:

Surge la habilidad para detectar el significado de las expresiones emocionales de otros, se desarrolla la referencia social.

  • Expresión emocional:

1-2 años: Las emociones autoconscientes aparecen, pero dependen de la presencia de los otros.
Comprensión emocional:
Aumenta el vocabulario de palabras para hablar sobre sentimientos, aparece la respuesta empática.

  • Expresión emocional:

3-6 años: A medida que la representación y el lenguaje mejoran, se desarrollan las respuestas conductuales activas y las cognitivas para participar en la autorregulación emocional, surge la habilidad para ajustarse a las reglas de manifestación simulando una emoción positiva que uno no siente.

  • Comprensión emocional:

La comprensión de las causas, consecuencias y señales conductuales de la emoción mejora en precisión y complejidad, a medida que se desarrolla el lenguaje, la respuesta empática es más reflexiva.

  • Expresión emocional:

7-11 años: Las emociones autoconscientes se integran con las normas internas de lo que es una acción correcta, las estrategias para participar en la autorregulación emocional aumenta, llegando a ser mas cognitivas, ajustandose a la situación, mejora la conformidad y la consecuencia consciente a las reglas de manifestación emocional.

  • Comprensión emocional:

Aparece la habilidad para considerar múltiples fuentes de información cuando explican las emociones de los otros, surge la consciencia de que las personas pueden experimentar más de una emoción al mismo tiempo, la empatía aumenta a medida que mejora la comprensión emocional.